Mostrando entradas con la etiqueta Navidades demoníacas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Navidades demoníacas. Mostrar todas las entradas

domingo, 25 de diciembre de 2016

NAVIDADES DEMONÍACAS


Balada de los Caídos es una novela sobre ángeles caídos. Pero no penséis que se trata de una de esas sagas de fantasía urbana para púberes (y sólo para ellos) con un marcado carácter romántico. O sea, Crepúsculo y similares. No va por ahí en absoluto. Tampoco se parece a series como Los juegos del hambre, Cazadores de sombras, Divergente, etc., ambientadas en escenarios distópicos en los que unos adolescentes toman las riendas, se enfrentan al mundo de los adultos y lo transforman, de modo que finalmente triunfan la justicia y las hormonas. 

La Balada huye de los arquetipos que dominan el género, pensados para un público infantil o adolescente y con una temática claramente romántica (vamos, que no es Crepúsculo con ángeles caídos). Simpatiza mucho más, por ejemplo, con la mala leche y el cinismo de G. R. Martin o del Alan Moore de Hellraiser. No es que la Balada no pueda gustar a los adolescentes, vaya por delante: claro que sí, y mucho. Pero éste no es su único público, sino también, y sobre todo, el adulto. Por eso no cae en tópicos que insultan la inteligencia del lector –lo que habitualmente se hace con los jóvenes.

Los ángeles caídos de la Balada no son eternos adolescentes de largos flequillos que les caen sobre los ojos, los cuales ocultan al mundo sus alas –blancas o negras, según el caso– simbolizando ese mensaje para el lector de “el ángel que tú también llevas dentro”. No. Nuestros caídos no tienen alas, ni representan la eterna lucha entre el bien y el mal, ni se enfrentan entre una lluvia de pétalos de cerezo. Los ángeles caídos de la Balada son personas, simplemente. Personas que descubren que pesa sobre ellas una maldición por algo que hicieron en el origen de los tiempos y que ya ni siquiera recuerdan. Están malditos por algo que no son conscientes de haber hecho. 

Se trata de una reflexión sobre la condición humana, de la que el ángel caído es una poderosa metáfora: la Caída representa las inclinaciones fundamentales del ser humano: el poder, la ambición, la corrupción, etc., pero también lo que brilla en él, el anhelo de rebeldía y libertad (y el hecho de que unas cosas, seguramente, no pueden darse sin las otras). El ambiente noir de la historia le da a todo ello una atmósfera densa y coherente, impregnada de oscuridad y violencia. En el fondo, la trama plantea la fragilidad del ser humano, lo que ocurre cuando no se es dueño de uno mismo ni del propio destino. Los ángeles caídos son en esta novela los auténticos seres humanos, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva.




balada-de-los-caidos


© 2017, D. D. Puche y Grimald Libros. 
Puedes comprar Balada de los caídos en... 

https://www.amazon.es/Balada-los-ca%C3%ADdos-ed-bolsillo-ebook/dp/B071ZY45G5/ref=asap_bc?ie=UTF8https://www.facebook.com/Balada-de-los-Ca%C3%ADdos-588949064580167/https://twitter.com/baladacaidos

entre otras librerías, tanto en versión impresa
como digital (ebook, Kindle, PDF, etc.).