Mostrando entradas con la etiqueta El mundo de Balada de los Caídos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El mundo de Balada de los Caídos. Mostrar todas las entradas

domingo, 9 de octubre de 2016

EL MUNDO DE BALADA DE LOS CAÍDOS



Asómate al mundo de Balada de los caídos...

En los tiempos en que la historia se confunde con las leyendas, los ángeles caídos fueron adorados como dioses y héroes, y a menudo fueron poderosos reyes, grandes sabios o temidos hechiceros. En algunos lugares del mundo fueron tomados por los espíritus, vampiros u hombres lobo de las creencias populares. Pero en los últimos siglos, las cosas han ido cambiando: la ciencia ha sustituido a la magia, y los Caídos viven ocultos entre los mortales, controlando su mundo desde las sombras e intentando no llamar la atención. Los Desterrados, los Ángeles Oscuros, los Primeros Hijos, están atrapados en la Tierra como castigo por su rebelión contra Dios (al que suelen referirse como “Él”). Su castigo, sin embargo, es aún peor: al contrario que los Etéreos (los ángeles que permanecieron fieles), los Caídos viven una vida mortal (el castigo de la Carne) que, aunque extremadamente longeva, está destinada a la muerte, para reencarnarse de nuevo y volver a nacer. Así, con cada nueva vida pierden su identidad y todos sus recuerdos, y tienen que conseguir rememorar vidas anteriores para llegar a ser conscientes de lo que son, porque ni eso recuerdan. Esto se denomina el Despertar, y a menudo termina con la locura o el suicidio, cuando el joven Caído descubre su auténtica naturaleza y se le revelan los terroríficos misterios que hasta ese momento, como mortal, había desconocido por completo. Los Caídos, a medida que recuerdan vidas pasadas, recuperan su identidad, y con ella su poder; pero esto les lleva décadas de entrenamiento, y eso si han sido encontrados y guiados por otros como ellos, y no enloquecen antes por las horribles visiones y sueños que padecen al producirse el Despertar.

Desde hace milenios, los Caídos se han organizado en clanes de muy diversa índole, a veces aliados, a veces enemigos irreconciliables. Algunos de ellos exaltan su naturaleza impía y rebelde contra todo el orden divino y sus leyes (como los Hijos de la Noche); otros buscan la redención para poder regresar al Empíreo algún día (los Predicadores); otros, más refinados, se dedican al cultivo de las artes y la búsqueda de la sabiduría (los Señores de la Llama Eterna); los que hay que se entregan a los placeres más atroces (Súcubos e Íncubos); e incluso los hay que solamente son mafias consagradas al control de los mortales, a los que consideran su “ganado” (los Luna Negra). Hay cientos de clanes como éstos en el mundo, desde los más insignificantes a los que dominan países enteros, y cada uno tiene una idiosincrasia y unos objetivos diferentes.

La filosofía más extendida entre los Caídos sostiene que existen tres mundos: el Empíreo, la Tierra y el Abismo. En el Empíreo moran Él y los Etéreos, es lo que comúnmente se conoce como “el cielo”, aunque dista mucho de las creencias de los mortales. El Abismo es el mundo inmaterial y caótico al que Él arrojó, en el origen de los tiempos, a los Antiguos, dioses arcaicos, quizá más viejos aún, a los que venció en una guerra muy anterior a la Caída de los ángeles. Los Caídos no sólo se dedican al silencioso control de la Tierra, el hogar que comparten con los mortales; también han de combatir los intentos de los Antiguos de escapar del Abismo. Éstos envían contra los Caídos a sus servidores, monstruosas criaturas que ni las peores pesadillas de los mortales podrían describir (en el alba de la civilización, cuando lo sobrenatural era frecuente en la Tierra, estas criaturas escapaban a menudo, y quedaron grabadas en la memoria colectiva como los monstruos de las diferentes mitologías). Para evitar su escape, los Caídos deben proteger las numerosas Grietas entre el Abismo y la Tierra; si los Antiguos escaparan, su eterno enfrentamiento con Él conduciría a la devastación del mundo de los mortales, y con ellos, de los propios Caídos. Así que éstos, indirectamente, han de proteger a los mortales, ignorantes de todo, de horrores mucho más poderosos y antiguos que ellos mismos.



alt="balada de los caidos"


© 2017, D. D. Puche y Grimald Libros. 
Puedes comprar Balada de los caídos en... 

https://www.amazon.es/Balada-los-ca%C3%ADdos-ed-bolsillo-ebook/dp/B071ZY45G5/ref=asap_bc?ie=UTF8https://www.facebook.com/Balada-de-los-Ca%C3%ADdos-588949064580167/https://twitter.com/baladacaidos

entre otras librerías, tanto en versión impresa
como digital (ebook, Kindle, PDF, etc.).