Mostrando entradas con la etiqueta Clanes de los ángeles caídos (II). Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Clanes de los ángeles caídos (II). Mostrar todas las entradas

sábado, 2 de julio de 2016

CLANES DE LOS ÁNGELES CAÍDOS (II)

El único clan que disputa el poder sobre Hellstown a los Señores de la Llama Eterna son los Luna Negra, surgidos en la ciudad, a mediados del siglo XX, de una mezcla de Solitarios (caídos sin clan) y de expulsados de otras familias. Se organizan como una gran banda, y en las calles se dividen en “manadas” que imponen el miedo entre la población de los barrios que controlan –que cada vez son más–. Han crecido mucho en los últimos años, y ya son casi la mitad de los caídos de Hellstown; el clan más numeroso, con diferencia. Si bien reclutan a lo peor de lo peor, y apenas proporcionan instrucción a sus neófitos, el factor número y sus prácticas brutales los han llevado a dominar todo el suroeste de la Bahía, una zona en la que los Señores ya no tienen dominio alguno y que la policía, controlada por éstos, apenas se atreve a patrullar.

Su organización en manadas está relacionada con su animal totémico, el lobo, con el cual les gusta compararse; se dice que practican extraños ritos iniciáticos relacionados con él. Dichas manadas están fuertemente jerarquizadas. El ascenso en el escalafón tiene que ver únicamente con la fuerza y el valor demostrados; con la capacidad de imponer miedo tanto a los mortales como al resto de caídos. De ahí los poco cariñosos apelativos que estos últimos les dedican: aparte de “los Lunas” o “Lobos”, suelen referirse a ellos como “los Perros”. Su líder actualmente es Hador, un oscuro personaje que fue un Señor de la Llama hasta ser expulsado por sus prácticas crueles y violentas. Eso explica que su odio y rivalidad hacia los Señores sea enorme y marque su política de expansión territorial. En los últimos años ha llevado a los Lunas a tener un tamaño y una influencia con los que nunca pudieron soñar, organizándolos y disciplinándolos fuertemente.

Son fácilmente reconocibles por su estética negro y plata, en la que predominan el cuero y las cadenas. Entre ellos el llevar plata auténtica es señal de estatus, y cuanto más arriba están en el escalafón, más cadenas, hebillas, tachuelas y otros adornos de plata portan. También es característico de los Lunas el uso casi exclusivo de armas blancas, sobre todo cortantes, pues prefieren el combate cuerpo a cuerpo a los tiroteos. Consideran que las armas de fuego son de cobardes (lo cual pueden permitirse decir, obviamente, por su resistencia sobrenatural). Obtienen sus recursos de burdeles, casas de juego clandestinas y del tráfico de drogas, que en la zona de Hellstown que controlan se han disparado de forma alarmante para las impotentes autoridades. Como el suroeste de la Bahía está en sus manos, disponen de un importante puerto a través del cual realizar el contrabando.

Los Lunas también se caracterizan por usar a muchos mortales como siervos, los cuales normalmente desconocen la auténtica naturaleza de sus líderes. Uno de esos mortales es Rain, la novia de Moloch, uno de los lugartenientes de Hador. De todas formas, su grado de conocimiento e implicación en el clan no está claro.


balada-caidos-luna-negra
El símbolo de los Luna Negra:
una luna en cuarto creciente atravesada
verticalmente por una espada.